Todo sobre los estudios del sueño

Los estudios del sueño pueden realizarse en el domicilio del paciente o en una clínica del sueño. En ambos casos, deberá proporcionar al paciente un pase o receta para que se la dé al proveedor del estudio del sueño.

Durante un estudio del sueño, se controlan la respiración, los movimientos del cuerpo y las respuestas del paciente durante la noche para ver si tiene algún trastorno del sueño, como por ejemplo apnea del sueño.

A continuación se incluye información que puede transmitir a sus pacientes sobre lo que ocurre durante un estudio del sueño.

En una clínica

En una clínica, hospital o laboratorio del sueño, el personal clínico colocará sensores en el cuerpo del paciente para controlar el sueño.

Se colocan sensores:

  1. en el tórax para controlar la actividad cardíaca
  2. cerca de los párpados para medir los movimientos oculares que ayudan a establecer si el paciente está en fase REM o no REM del sueño
  3. en la cabeza para medir las señales eléctricas del cerebro
  4. en las piernas para evaluar la actividad muscular

A los pacientes también se les colocará:

  • una cánula nasal para controlar la respiración
  • un oxímetro en el dedo para registrar los niveles de oxígeno
  • bandas alrededor del pecho y el estómago para medir el esfuerzo respiratorio

Con la autorización del paciente, el personal también puede solicitar filmar el estudio del sueño para obtener más información sobre la conducta del sueño del paciente.

Durante este tipo de estudio, el paciente deberá pernoctar en la institución, por lo que debe llevar todo lo que utiliza en su rutina de sueño habitual, incluidos piyamas y artículos de aseo personal.

En el domicilio

Hay dos tipos de configuraciones que se pueden utilizar para realizar un estudio del sueño en el domicilio:

  1. Una configuración para el domicilio es similar a la de la clínica, el hospital o el laboratorio del sueño, con la comodidad y practicidad extra de que el paciente se encuentra en su propia casa. Previo a la noche en que se realice el estudio del sueño, un profesional clínico del sueño mostrará al paciente cómo aplicar los sensores y monitores, y cómo usar el equipo de registro durante la noche.
  2. La noche en que se realice el estudio del sueño, el paciente simplemente sigue una rutina nocturna normal y se apronta para dormir, coloca todo como se le indicó y comienza la grabación. En la mañana, el paciente retira todo como se le indicó y devuelve el equipo de registro a la clínica, el hospital o el laboratorio del sueño.
  3. Hay una configuración más sencilla que se puede aplicar en el domicilio usando ApneaLink™ Airde ResMed, un equipo de estudio domiciliario del sueño compacto, liviano y fácil de usar. ApneaLink Air puede registrar hasta cinco canales de información: esfuerzo respiratorio, pulso, saturación de oxígeno, flujo nasal y ronquidos.

¿Qué miden los estudios del sueño?

Entre otras cosas, el estudio del sueño indicará la gravedad de la afección del paciente, que se clasifica de acuerdo con un índice de apneas/hipopneas (IAH).

Medido durante el estudio del sueño, el IAH se refiere al número de apneas e hipopneas que su paciente tiene por hora.

Gravedad IAH (por hora)
Normal <5
Leve de 5 a <15
Moderada de 15 a <30
Grave más de 30

 

Además del IAH del paciente, el diagnóstico tomará en cuenta la desaturación de oxígeno y la somnolencia diurna excesiva del paciente.

Una vez que recibe los resultados del estudio del sueño del paciente, puede hablar con él o ella sobre la afección (si esta existe), la gravedad, los posibles efectos sobre la salud y las opciones de tratamiento.

Más sobre cribado y diagnóstico