TRS y accidentes cerebrovasculares

La mayoría de los pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular y un accidente isquémico transitorio también tienen trastornos respiratorios del sueño (TRS),1  que en ocasiones no están diagnosticados. Debido a que los pacientes que sufren un accidente cerebrovascular y tienen TRS también presentan peores resultados funcionales2, al investigar el accidente cerebrovascular debería cribar para ver si hay posibilidades de que el paciente padezca TRS3.

Un accidente cerebrovascular puede causar TRS al afectar:

  • los mecanismos centrales, lo que da como resultado apnea central del sueño, o
  • el tono muscular, lo que da como resultado apnea obstructiva del sueño.

¿Los TRS pueden predisponer a las personas a sufrir un accidente cerebrovascular?

Las personas con TRS pueden tener una predisposición a sufrir un accidente cerebrovascular por medio de distintos síntomas que experimentan.

En particular:

  • Los repetidos descensos de los niveles de oxígeno en sangre durante la noche provocados por los TRS pueden causar hipoxia intermitente, lo que se ha demostrado que está asociado a la inflamación sistémica.4
  • La fragmentación del sueño causada por los TRS puede derivar en hiperactividad simpática.5

¿Qué efecto tienen los TRS en la rehabilitación tras un accidente cerebrovascular? 

Los pacientes con TRS y accidente cerebrovascular suelen presentar un bajo cumplimiento con los programas de rehabilitación tras un accidente cerebrovascular. Esto se debe, principalmente, a la combinación de:

  • los déficits causados por el accidente cerebrovascular y
  • los síntomas de TRS (como por ejemplo somnolencia diurna excesiva, fatiga y alteración de la función cognitiva).

¿Cómo puedo reconocer y diagnosticar un TRS en personas que han sufrido un accidente cerebrovascular?                        

Reconocer un TRS en personas que han sufrido un accidente cerebrovascular no suele ser fácil porque los síntomas asociados al TRS suelen atribuirse al accidente cerebrovascular. Un completo historial del sueño obtenido de los miembros de la familia puede ayudarlo a determinar si había TRS antes del accidente cerebrovascular o estos surgieron con posterioridad a dicho accidente.

Referencias

  • 01

    Johnson KG, et al. J Clin Sleep Med. 2010

  • 02

    Martínez-García MA, et al. Am J Respir Crit Care Med. 2009

  • 03

    Wessendorf TE, et al. J Neurol. 2000

  • 04

    Drager LF, et al. Chest. 2011

  • 05

    Jelic S, et al. Trends Cardiovasc Med. 2008

Más sobre comorbilidades