Viajes con el equipo

¿Puedo llevar el equipo de tratamiento a mis vacaciones?

Viajar con el equipo de tratamiento ahora es más fácil gracias a la tecnología de los equipos de ResMed.

Diseñados para ser livianos y muy portátiles, las mascarillas y los equipos de tratamiento de ResMed resultarán ser un buen compañero de viaje, donde sea que vaya. Al contar con una fuente de alimentación universal, la mayoría de los equipos ResMed pueden usarse en todo el mundo, a la intemperie e incluso en los aviones. Esto hace que viajar con el equipo de tratamiento sea una experiencia relajada, cómoda y fácil. ¡Como debe ser!

Se adapta a su estilo de vida al aire libre

¿Le encanta ir de campamento y disfrutar de la naturaleza? Ahora puede hacerlo, incluso con un equipo ResMed.

Ofrecemos transformadores para nuestra amplia gama de productos. Estos transformadores le permiten usar el equipo con una fuente de alimentación de 12 V o 24 V de CC en un automóvil, una embarcación u otro vehículo equipado con una batería adecuada.

Además, la mayoría de nuestros equipos, incluidos los ventiladores, funcionan con una fuente de batería externa, llamada ResMed Power Station (RPS) II. Proporciona energía de respaldo en caso de cortes imprevistos de la alimentación de la red de energía eléctrica. Por tanto, incluso si usted está en silla de ruedas, ahora tiene la libertad de salir más sin tener que interrumpir el tratamiento. Nuestro manual de baterías proporciona información técnica detallada sobre el uso del equipo con una fuente de alimentación alternativa.

Perfecto para viajes en avión

¡Ya no hay motivo para que el tratamiento le impida viajar en avión y disfrutar de una buena noche de sueño! Gracias a la portabilidad y practicidad del equipo de tratamiento de ResMed, el cielo es el límite si desea ver más del mundo.

Antes de viajar con el equipo de tratamiento:

  • Al menos dos semanas antes del viaje, obtenga la aprobación de la aerolínea para usar el equipo durante el vuelo (si la aprobación es por carta, llévela consigo).
  • Pida un asiento cerca de una fuente de alimentación en el avión. La RPS II, nuestra estación generadora liviana y portátil, es ideal para viajes en avión.

  • Confirme el tipo de cable de alimentación o adaptador usado por la aeronave.
  • Lleve una carta de su médico en la que este certifique su necesidad de recibir tratamiento con presión positiva en la vía aérea.
  • Lleve una copia de la declaración de ResMed relativa a la carta de cumplimiento con los requisitos de la Administración Federal de Aviación (FAA) para los equipos ResMed.
  • Empaque el adaptador correcto para el país que visitará porque los tomacorrientes son diferentes en cada país. En la mayoría de las tiendas de artículos electrónicos y de viaje, así como en los aeropuertos, se pueden comprar adaptadores.
  • Asegúrese de que no haya agua en la cubeta del humidificador antes de desconectarla del equipo y empacarla.
  • La mayoría de los equipos ResMed pueden adaptarse automáticamente a los cambios de altitud y funcionan con prácticamente cualquier fuente de alimentación del mundo, con un adaptador adecuado.
  • Recuerde que en el avión puede usar el equipo, pero no el humidificador, ya que la turbulencia de la aeronave aumenta el riesgo de que el agua se derrame y dañe el equipo.
  • Al llegar a destino, no olvide usar agua destilada o desionizada para llenar la cubeta del humidificador.
  • Es posible que la habitación del hotel no tenga un enchufe cerca de la cabecera de la cama, por lo que no olvide llevar un alargue para usar el dispositivo y la mascarilla con comodidad.

Siempre tenga a mano la siguiente información:

  • La presión de tratamiento
  • El tipo y tamaño de la mascarilla
  • La información de contacto de su proveedor de equipos y profesional de salud
  • La información sobre su seguro de salud
  • Los datos de su médico
  • Una copia de la carta de viaje del equipo de presión positiva en la vía aérea ResMed para poder pasar el equipo por la seguridad y en el avión

Preguntas frecuentes sobre los viajes con apnea del sueño

¿El equipo de tratamiento puede funcionar con la fuente de alimentación de 400 Hz del avión?

Sí. Si bien en la placa indicadora del equipo de tratamiento dice

50-60 Hz, la fuente de alimentación en modo de conmutación del generador de aire es compatible con la fuente de alimentación de 400 Hz y 110 voltios del avión.

¿Debo ajustar el equipo de tratamiento si viajo a altitudes elevadas?

Si bien la mayoría de nuestros equipos compensarán de forma automática el pasaje a una altitud mayor, algunos equipos livianos pueden necesitar un ajuste manual. Si no se realiza un ajuste, el tratamiento proporcionado puede ser menos eficaz. Para obtener más información, comuníquese con el profesional de salud local.

¿Los escáneres de rayos X de seguridad de los aeropuertos afectarán el equipo de tratamiento?

No. Los escáneres de rayos X no dañarán el equipo. No obstante, tal vez el personal de seguridad le pida que exhiba el certificado de su médico en el que se indica que usted transporta equipamiento médico. ¡Téngalo a mano!

Si necesito hospitalización, ¿tengo que llevar el equipo conmigo?

Sí. Si se va a someter a una cirugía, es muy importante que informe tanto al cirujano como al anestesista de que usted ha sido diagnosticado con apnea obstructiva del sueño (AOS) y está recibiendo tratamiento con presión positiva en la vía aérea.

Más sobre tratamiento y mantenimiento