Año crucial para el sueño: líder en medicina respiratoria y del sueño destaca los cinco principales resultados de investigaciones en materia de apnea del sueño

SAN DIEGO, 14 de marzo de 2014 —En coincidencia con el Día Mundial del Sueño, que se celebra hoy, ResMed (NYSE: RMD), una empresa innovadora y pionera en el diseño de soluciones para el tratamiento de trastornos respiratorios del sueño y otras afecciones respiratorias, presenta su selección de los cinco principales descubrimientos de las investigaciones realizadas durante el año pasado en el área de la apnea del sueño. Si se toman en conjunto, la situación es alarmante: la apnea del sueño está aumentando y se vincula a la muerte súbita de origen cardíaco, a una recuperación más lenta de los ataques cardíacos, al cáncer y a la hipertensión arterial.

1. La apnea del sueño se vincula a mayores índices de cáncer

La apnea obstructiva del sueño (AOS) provoca una deficiencia de oxígeno en el organismo (también conocida como hipoxia), lo que puede aumentar los índices de cáncer en pacientes de menos de 65 años. La AOS ocurre cuando la garganta se relaja durante el sueño y obstruye la vía aérea, lo que hace que la persona ronque, deje de respirar o haga ambas cosas, hasta que el cerebro activa una respuesta para despertarse y el cuerpo lucha para que ingrese aire.

[Association between Obstructive Sleep Apnea and Cancer Incidence in a large multicenter Spanish Cohort (Campos-Rodriguez et al., 2013 Am J of Respir Crit Care Med)]

2. La apnea del sueño aumenta el riesgo de muerte súbita de origen cardíaco

“El oxígeno es vital para la vida”, explicó el Dr. Adam Benjafield, Ph.D., vicepresidente de Asuntos Médicos de ResMed. “La deficiencia de oxígeno que sufre el organismo durante los episodios de apnea del sueño puede tener una larga lista de consecuencias negativas para la salud. La investigación demuestra claramente que las personas que sufren de apnea del sueño tienen mayor riesgo de muerte súbita de origen cardíaco”.

[Obstructive sleep apnea and the risk of sudden cardiac death: A longitudinal study of 10,701 adults. (Gami et al., 2013 J Am Coll Cardiol.)]

3. Si la apnea del sueño no se trata, la recuperación de un ataque cardíaco es más lenta

“Este estudio es importante porque demuestra que si una persona tiene un ataque cardíaco y además sufre de apnea del sueño, pero no recibe tratamiento para esta afección, el corazón no se recuperará tan bien como el de alguien que no tiene apnea del sueño y la recuperación será más difícil”, señaló Benjafield.

[Impact of sleep-disordered breathing on myocardial salvage and infarct size in patients with acute myocardial infarction. (Buchner et al., 2013 Eur Heart J.)]

4: El tratamiento de la apnea del sueño puede reducir la tensión arterial

El tratamiento de la apnea del sueño con presión positiva y continua en la vía aérea (CPAP) reduce la tensión arterial en pacientes con apnea del sueño. Ampliamente reconocido como el método de referencia, el tratamiento CPAP supone el uso de una mascarilla o un sistema de almohadillas nasales conectado a un pequeño generador de flujo de aire portátil que proporciona aire con presión positiva, lo que crea un "entablillado" de aire para mantener la vía aérea abierta.

[Effect of continuous positive airway pressure (CPAP) on blood pressure in patients with obstructive sleep apnea/hypopnea. A systematic review and meta-analysis. (Fava et al., 2013 Chest)]

5: La apnea del sueño está aumentando entre hombres y mujeres, y la presenta hasta uno de cada cuatro adultos

Los datos más recientes sobre la prevalencia de la apnea del sueño en adultos muestran que los índices han aumentado considerablemente en las últimas dos décadas. Se estima que entre la población adulta de 30 a 70 años, un 13 % de los hombres y un 6 % de las mujeres sufren de apnea del sueño moderada a grave, en comparación con los resultados anteriores de un 9 % de los hombres y un 4 % de las mujeres. Además, la cantidad de personas que presentan al menos un grado leve de apnea del sueño aumentó tanto en el caso de los hombres (del 26 % al 34 %) como de las mujeres (del 13 % al 17 %).

[Increased Prevalence of Sleep-Disordered Breathing in Adults. (Peppard et al., 2013 Am J Epidemiol.)]

Si se toman en conjunto, los resultados de las investigaciones demuestran que, si no se trata, la apnea del sueño puede afectar mucho la calidad de vida, la salud y la mortalidad. La apnea del sueño sigue estando muy asociada a una extensa lista de enfermedades crónicas potencialmente mortales, como cáncer, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca, hipertensión, diabetes, obesidad y arteriopatía coronaria, tal como revelan estos y otros estudios. Cuando no se trata, la apnea del sueño también se asocia a la depresión, especialmente en mujeres, y a la somnolencia diurna, lo que aumenta el riesgo de accidentes en el lugar de trabajo y al conducir un vehículo.

La educación sigue siendo un obstáculo clave para lograr un tratamiento eficaz. Los estudios indican que hasta un 85 % de las personas con apnea del sueño no han sido diagnosticadas ni reciben tratamiento.

“No se trata solo de dormir más”, declaró Benjafield. “Se trata de mejorar la calidad del sueño, lo que redunda directamente en un mejor estado de salud. La buena noticia es que realizarse un análisis y recibir tratamiento para la apnea del sueño hoy es más fácil que nunca”.

Si sospecha que usted o alguien de su familia puede tener apnea del sueño, consulte con un médico o un profesional de salud. Los síntomas típicos incluyen cansancio constante, poca capacidad de concentración, cefaleas matinales, estado de ánimo deprimido, sudores nocturnos, aumento de peso, falta de energía, pérdida de memoria, disfunción sexual, irritabilidad y deseos frecuentes de orinar durante la noche. Para obtener más información o responder un breve cuestionario del sueño, visite el sitio web www.WakeUpToSleep.com.

Acerca de ResMed

ResMed cambia vidas mediante el desarrollo, la fabricación y la distribución de equipos médicos para el tratamiento, el diagnóstico y la gestión de trastornos respiratorios del sueño, EPOC y otras enfermedades crónicas. Desarrollamos innovadores productos y soluciones para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas que sufren estas enfermedades, y trabajamos para crear más conciencia acerca de las consecuencias potencialmente graves para la salud de los trastornos respiratorios del sueño que no se tratan. Para obtener más información sobre ResMed, visite el sitio web www.resmed.com.