Nuevo estudio demuestra los beneficios clínicos y económicos del tratamiento CPAP en pacientes con apnea del sueño que tienen diabetes tipo 2

Estudio sugiere que el tratamiento CPAP en pacientes con AOS conduce a un mejor manejo de la diabetes tipo 2 y a ahorros para el Servicio Nacional de Salud

SAN DIEGO – 30 de abril de 2014 – El tratamiento CPAP, el método de referencia en el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño (AOS), reduce significativamente la tensión arterial en pacientes con AOS que tienen diabetes tipo 2 (DT2) y mejora notoriamente el control de la diabetes, al tiempo que permite el uso rentable de los recursos del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido. Esto surge de un nuevo estudio patrocinado por ResMed, líder mundial en el tratamiento de trastornos respiratorios del sueño y otras afecciones respiratorias. Estas observaciones pueden llegar a alterar futuras decisiones de tratamiento y conducir a un mejor manejo de la diabetes tipo 2 en los pacientes que tienen AOS y viceversa.

Cuando no se trata, la AOS, una afección que afecta a alrededor de 100 millones de personas en el mundo, se ha asociado con la DT2, independientemente de los factores de riesgo correspondientes. De hecho, de acuerdo con una investigación publicada en Endocrine Practice, se ha informado que la prevalencia de AOS moderada en pacientes con DT2 es del 49 % en hombres y del 21 % en mujeres en todo el mundo, y se espera que esta cifra se incremente, ya que la prevalencia de DT2 y obesidad sigue en aumento tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos.

“En la última década, las investigaciones han establecido más paralelismos que nunca entre la AOS y la DT2”, dijo el Dr. Holger Woehrle, vicepresidente de investigación clínica y director médico de ResMed Europa. “En los estudios se ha encontrado una relación entre la AOS y el aumento de la resistencia a la insulina, independiente de la obesidad. Además, las alteraciones del sueño y la hipoxia intermitente a causa de la AOS se asocian con la intolerancia a la glucosa, una mayor resistencia a la insulina y otros cambios metabólicos importantes, y afectan el metabolismo de la leptina y la grelina. Es fundamental identificar un tratamiento que pueda minimizar las consecuencias económicas de este problema desde el punto de vista clínico y sanitario”.

Para el estudio, que fue diseñado por Julian F. Guest, de Catalyst Health Economics Consultants en el Reino Unido, y utilizó un diseño de casos y controles, se seleccionaron aleatoriamente 300 pacientes con AOS y DT2 de una base de datos representativa a nivel nacional de pacientes en el Reino Unido. Los investigadores analizaron los resultados y el costo total de la gestión de pacientes para el Servicio Nacional de Salud en un período de cinco años en los 150 pacientes que se sometieron al tratamiento CPAP, en comparación con los restantes 150 pacientes que no se sometieron.

Los investigadores encontraron que el uso del tratamiento CPAP estaba asociado a un significativo descenso de la tensión arterial a los cinco años y a niveles cada vez menores de HbA1c durante cinco años consecutivos, en comparación con los pacientes cuya AOS no se trató. A los cinco años, el nivel de HbA1c del grupo tratado con CPAP era del 8,2 %, frente al 12,1 % del grupo de referencia.

El estudio también demostró que el uso de CPAP provocó una mejora del estado de salud de los pacientes equivalente a 0,27 años de vida ajustados por calidad (AVAC) por paciente en cinco años y solo incrementó los costos de gestión del Servicio Nacional de Salud en 4141 libras por paciente en ese mismo período de cinco años. El Servicio Nacional de Salud usa los AVAC para medir cuánto mejora la vida de un paciente con un tratamiento. Si un tratamiento cuesta más de 20 000 libras por AVAC ganado, no se considera rentable en virtud de los estándares del Servicio Nacional de Salud. Los investigadores encontraron que el costo por AVAC ganado con el CPAP fue de 15 337 libras, lo que indica que el inicio de un tratamiento CPAP en pacientes con AOS que sufren DT2 supone un uso rentable de los recursos.

“Es bien sabido que la AOS es muy común en pacientes con diabetes tipo 2. No obstante, aún se desconoce el impacto de la AOS y el tratamiento CPAP en los trastornos relacionados con la diabetes”, expresó Abd Tahrani, científico clínico del ‎NIHR de la Universidad de Birmingham. “Por tanto, los resultados del estudio realizado por Julian F. Guest y sus colaboradores, donde se muestra el impacto favorable del CPAP en el control de la glucemia y la tensión arterial y que el tratamiento CPAP resulta rentable en pacientes con AOS y DT2, son muy interesantes y relevantes. Estos resultados ponen énfasis en la necesidad de contar con ensayos clínicos bien diseñados para evaluar la eficacia del tratamiento CPAP en la diabetes y sus trastornos relacionados, lo que tendrá un impacto significativo en la atención que se brinda a los pacientes con DT2”.

El documento se encuentra disponible en línea en Diabetes Care: http://care.diabetesjournals.org/content/early/2014/04/02/dc13-2539.full.pdf+html