Un mejor sueño para toda la familia

ResMed ofrece consejos para establecer un horario de sueño para toda la familia; Soluciones para manejar la apnea del sueño en hombres, mujeres y niños

SAN DIEGO, 20 de agosto de 2013— La escuela está a la vuelta de la esquina y el sueño se vuelve un factor crítico en la transición que las familias deben hacer de un verano con horarios más flexibles a un otoño marcado por las obligaciones. ResMed (NYSE: RMD), una empresa innovadora y pionera en el diseño de soluciones para el tratamiento de trastornos respiratorios del sueño y otras afecciones respiratorias, ofrece consejos para que toda la familia adopte un correcto horario de sueño que la prepare para dormir bien durante el año que tiene por delante, así como un conjunto de soluciones para combatir los problemas del sueño.

""La hora de acostarse es una de las primeras cosas que hay que cambiar cuando empieza la escuela, y una de las medidas más inteligentes que los padres pueden adoptar en la transición del horario de sueño del verano al otoño es seguir ellos mismos una rutina", dijo Susie Justus, entrenadora del sueño y auxiliar de enfermería de ResMed.

¿Cuánto necesitamos dormir?

El primer paso para establecer un horario de sueño para toda la familia es saber cuánto necesita dormir cada persona según su edad. Según la Fundación Nacional del Sueño, los niños en edad preescolar, de 3 a 5 años, necesitan de 11 a 13 horas de sueño por noche; los niños en edad escolar, de 5 a 10 años, necesitan de 10 a 11 horas de sueño por noche; los preadolescentes y adolescentes, de 10 a 17 años, necesitan de 8,5 a 9,25 horas de sueño por noche, y los adultos necesitan de 7 a 9 horas de sueño por noche.

Establecimiento del horario

Con los días largos y relajados del verano, los niños se acostumbran a acostarse y levantarse tarde, al igual que sus padres. A continuación, se presentan algunos consejos que pueden ayudar a facilitar la transición hacia el otoño.

·         Comience con tiempo. No espere hasta el fin de semana anterior al inicio de las clases para cambiar la hora de acostarse. Comience dos semanas antes para que todos puedan adaptarse a la rutina.

·         Diga buenas nochesal sol del verano. Al inicio del año lectivo, los días aún son largos. Para contrarrestarlo, cree acogedores espacios para dormir para toda la familia con persianas que no dejen pasar la luz solar. El ruido blanco como el de los ventiladores también puede ayudar a descansar al bloquear las distracciones y mantener los dormitorios calurosos a una temperatura más cercana a la ideal para dormir, que va de 18 °C a 22 °C (65 °F a 72 °F).  

·         Establezca y haga que todos cumplan un ritual a la hora de acostarse. Apaguen todas las pantallas una hora antes de acostarse —esto los incluye a ustedes, papá y mamá— y establezcan planes de relajación que funcionen.

·         Promueva días que fomenten el sueño. Den la bienvenida al sol en la mañana corriendo las cortinas o disfrutando de un desayuno afuera. Hagan ejercicio, limiten el consumo excesivo de cafeína y eviten las siestas. No se acuesten con hambre ni demasiado llenos, ya que ello puede afectar el sueño.

Un obstáculo para el horario: la apnea del sueño en adultos y niños

En ocasiones, incluso los planes mejor diseñados de establecimiento de un horario del sueño pueden fallar debido a los trastornos del sueño. Uno de los motivos por los cuales las personas no se levantan sintiéndose descansadas y revitalizadas es la apnea obstructiva del sueño (AOS), un trastorno que puede afectarnos a todos: niños o adultos, en forma o con sobrepeso.

Algunos de los síntomas de la AOS son: ronquido fuerte, somnolencia diurna, falta de energía, cefaleas matinales, hipertensión arterial y depresión. Si no se trata, la apnea del sueño también puede tener efectos negativos a largo plazo en el corazón, el metabolismo y la salud general de una persona.

Las madres y la apnea del sueño

Aproximadamente 15 millones de mujeres estadounidenses tienen apnea del sueño, una afección que puede presentarse en mujeres de cualquier edad, con o sin otros trastornos relacionados, como por ejemplo cardiopatía, obesidad o diabetes. No obstante, el tratamiento eficaz puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas y otras comorbilidades. A continuación, se presentan algunos datos sobre las mujeres y la apnea del sueño:

·         Casi el 40 % de los pacientes recientemente diagnosticados con apnea del sueño son mujeres

·         La apnea del sueño se relaciona con un mayor riesgo de padecer depresión y trastornos cognitivos o demencia en las mujeres

·         Roncar durante el embarazo puede indicar el surgimiento de apnea del sueño

·         El insomnio y las cefaleas matinales con frecuencia son los principales indicadores de apnea del sueño en las mujeres

·         Las mujeres que roncan tienen casi el doble de probabilidades de tener hipertensión arterial

ResMed ofrece soluciones para el tratamiento con presión positiva y continua en la vía aérea (a menudo llamado CPAP), especialmente diseñado para la mujer. El CPAP suele considerarse el tratamiento de referencia para la apnea obstructiva del sueño y las mascarillas CPAP de ResMed tienen un arnés flexible, un armazón con un ancho mínimo y tamaños más pequeños para adaptarse a las proporciones faciales de las mujeres.

Los niños y la apnea del sueño

En un sondeo realizado por la Fundación Nacional del Sueño se descubrió que más de 2 de cada 3 niños de 10 años o menos habían sufrido algún tipo de problema del sueño. Además, el Centro Médico de la Universidad Northwestern encontró que cuanto menos duermen de noche, más problemas de conducta tienen los niños durante el día.

El ronquido es un síntoma de apnea obstructiva del sueño infantil, pero también es algo muy común en los niños, lo que hace que la apnea pediátrica sea difícil de diagnosticar. Algunos de los otros síntomas de la apnea del sueño son:

·         Dificultad para mantener un peso saludable

·         Respiración bucal

·         Hipertrofia adenoidea y amigdalina

·         Problemas para dormir y sueño inquieto

·         Somnolencia diurna excesiva

·         Problemas de conducta y cognitivos durante el día

Al ser la primera empresa en contar con una mascarilla pediátrica aprobada por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) para el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño en la infancia, ResMed ofrece varias opciones para satisfacer diversas necesidades vinculadas a los trastornos respiratorios del sueño en niños. La mascarilla Pixi™, diseñada para niños de 2 años y más, también viene con un libro de cuentos gratuito descargable, "La mascarilla mágica", que facilita la adaptación de los más chicos a la idea del tratamiento CPAP. Se encuentra disponible en https://www.resmed.com/us/documents/1015113_pixi-storybook.pdf.

Si piensa que usted o alguien de su familia puede tener apnea del sueño, es importante que hable con un médico o profesional de salud. Para obtener más información o responder un breve cuestionario del sueño, visite el sitio web www.WakeUpToSleep.com.