Opciones de tratamiento de la enfermedad pulmonar restrictiva

ResMed ha diseñado equipos de tratamiento y ventiladores pensados para tratar afecciones respiratorias relacionadas con los trastornos de la pared torácica, de modo que pueda sentirse mejor durante el día, dormir mejor por la noche y aprovechar la vida al máximo.

El propósito de cualquier tratamiento con ventilación es asistir al sistema respiratorio para que uno no deba esforzarse tanto para respirar. Esto puede hacerse de forma invasiva o no invasiva.

Ventilación invasiva (VI) y ventilación no invasiva (VNI)

La ventilación invasiva es el proceso por el cual se le suministra aire mediante un equipo médico especialmente diseñado. Por ejemplo:

  • Intubación: cuando se inserta un tubo en la garganta para suministrar aire.
  • Traqueotomía: cuando se realiza una incisión en la garganta para suministrar aire.

Las opciones de ResMed para proporcionar ventilación invasiva son:

  • Stellar 150
  • Stellar 100

Por el contrario, la ventilación no invasiva no requiere cirugía.

La VNI es una forma de ventilación asistida que suministra aire a las vías aéreas y los pulmones. Este tratamiento se denomina "no invasivo" porque suministra aire a través de una mascarilla, a diferencia de los tipos de ventilación invasiva, que requieren la inserción de un tubo en la tráquea.

Un equipo de ventilación mejora la respiración y ayuda a reducir el esfuerzo necesario para respirar.  El médico le recetará el nivel de presión que mejor se ajuste a sus necesidades de tratamiento.

Para obtener más información sobre cómo la ventilación no invasiva puede ayudar a tratar su afección respiratoria, descargue nuestro folleto.

Los equipos de ventilación no invasiva de ResMed diseñados para tratar los trastornos torácicos restrictivos incluyen:

Los equipos ResMed también le dan la opción de usar una fuente de batería externa, llamada RPS II, para que usted pueda salir y moverse con el ventilador.

Más sobre los trastornos de la pared torácica