Viajar con el equipo de tratamiento

Livianos y muy portátiles, los equipos y las mascarillas de ResMed están diseñados para acompañarlo a donde vaya. Viajar con el equipo de tratamiento nunca ha sido tan fácil. Al contar con una fuente de alimentación universal estándar, la mayoría de los equipos ResMed pueden usarse en todo el mundo e incluso en los aviones. Puede estar seguro de que el equipo de tratamiento no lo afectará a la hora de planificar sus vacaciones. Los ventiladores ResMed también le dan la opción de una fuente de batería externa llamada RPS II para lograr mayor movilidad. Ya sea que se trate de una excursión para acampar o de unas vacaciones en el exterior, obtenga más información sobre lo que debe saber antes de partir.

 

 

 

Más sobre los trastornos de la pared torácica