Los beneficios del tratamiento

Algunos estudios han demostrado que la ventilación no invasiva (VNI) puede mejorar los síntomas de la insuficiencia respiratoria asociada a los trastornos de la pared torácica.

  • Mejor intercambio gaseoso (es decir, la cantidad correcta de oxígeno y dióxido de carbono en sangre)
  • Mejor circulación sanguínea
  • Menos presión  en el corazón
  • Menos esfuerzo necesario para respirar por sí mismo
  • Ciclos de sueño normales con menos apneas
  • Menos visitas al hospital
  • Mejor calidad de vida Alivio de la dificultad para respirar

La VNI puede ayudar a mejorar su calidad de vida, de modo que pueda desplazarse con el ventilador y disfrutar de la vida lo más posible.

Más sobre los trastornos de la pared torácica